Por; SARA BUSTAMANTE ARIAS - Club Rotario Nuevo Medellín


Asistente Gobernador 2020-2021

 

Ohana es una palabra hawaiana que significa familia y “tu familia nunca te abandona ni te olvida”. 

Esta palabra es parte de la vida diaria en las familias rotarias.
Los valores y la unión son el pilar de una familia rotaria. Gran parte de lo que somos se lo debemos a Rotary. Ser un buen rotario requiere dedicación y la única forma de no dejar a un lado a la familia es involucrarla, y es por esto que siempre estamos como familia ayudando a los demás. Este acompañamiento en familia nos ha enseñado a ser más generosos, más tolerantes, respetuosos, amigables, pero sobre todo Rotary hace que los miembros de las familias que trabajan juntos para los demás sean familias más unidas. Y esta unión nos ha enseñado, tal como lo dice Ohana, a no dejarnos atrás.
 
La verdadera felicidad está en el amor incondicional y éste se encuentra al ayudar a los demás. Las familias rotarias tienen este toque especial de felicidad pues en nuestras conversaciones siempre está presente el tema del servir a los demás. Somos un equipo disponible las 24 horas del día para dar ideas de cómo ser un mejor rotario para lograr transformar vidas y abrir oportunidades a otros.

En las familias rotarias hay miembros que no llevan escudo rotario, sin embargo, son rotarios de corazón, ellos se involucran en nuestras actividades y comienzan a hablar y actuar como rotarios y a su vez enseñan a sus hijos los mismos valores que han aprendido en su familia. Por esto los niños que hacen parte de familias rotarias son más sensibles y entienden las necesidades de la humanidad y buscan desde muy corta edad la forma de ayudar a los demás. 


Rotary nos ha permitido también viajar alrededor del mundo y conocer personas que en otras situaciones nunca habríamos conocido. Y al hacerlo en familia logramos compartir más tiempo con los que más queremos y juntos vivimos estos lugares maravillarnos entendiendo el pasado y aprendiendo que todo tiene una razón; al viajar en familia a los eventos rotarios se abre la oportunidad de compartir y conocer más gente, y todas estas personas nos han dejado una enseñanza de vida, y por ellos hemos aprendido a perdonar, a sonreír, a valorar, a compartir y sobre todo a agradecer. 

Una familia no sólo se crea con un vínculo sanguíneo, también se forma con aquellos que tenemos empatía y que están en nuestro corazón. En Rotary es importante el entorno social, se crean amistades fácilmente y es por esto que los rotarios son parte de nuestras familias. La familia Rotaria funciona como una familia con vínculos sanguíneos, juntos vivimos momentos maravillosos, aprendemos y nos apoyamos, pero sobre todo los rotarios nunca nos abandonamos.

PARTICIPE Y COMENTE ESTA PUBLICACIÓN